Política sobre cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. close

Basset

ARS 0.00 carrito compras 100% seguras

  • subtotal: ARS 0.00

    ver

Noticias

Ver todas las noticias 23 Agosto 2018

Después de una sesión de entrenamiento, es probable que sientas que el cuerpo no te responde normalmente. Encontrá todas las respuestas en esta nota.

¿Es normal que duela el cuerpo después de entrenar?

Luego de entrenar, el cuerpo humano no responde como uno pretente y, en muchas ocasiones, aparecen dolores. ¿Es algo natural o significa que nos excedimos en el training? En Basset te contamos el por qué y te damos algunos consejos para que eso no suceda.

Primero que nada, hay que tener en cuenta que el entrenamiento debe ser planeado y sistemático. Lo ideal es que la intensidad vaya creciendo, pero sin provocar ninguna lesión. Por eso, estaría bueno que consultes una rutina adecuada con tu entrenador, antes de hacerlo por tu cuenta.

¿Cómo se explica el dolor post entrenamiento?

El dolor luego de un buen entrenamiento está provocado por microroturas musculares. Estas microroturas son necesarias para que los músculos crezcan y se hagan más fuertes. Cuando aparece algún dolor quiere decir que tu cuerpo trabajó por encima de sus posibilidades. Y esto no es malo, salvo si te excedés demasiado.

El organismo responde ante esta “agresión” creciendo y creando nuevas fibras musculares sobre las microroturas provocadas. Lo que se busca con este tipo de trabajo es “dañar” o “lastimar” al cuerpo de manera moderada para que después de estar recuperado alcance un nivel mayor.

¿Es bueno que me duelan los músculos?

Cuando al día siguiente sentís dolor provocado por el entrenamiento de alta intensidad, no estás experimentando otra cosa más que un proceso de adaptación que mejorará tu estado de forma.

Esos pequeños desgarros dañan proteínas estructurales de las células musculares y de la membrana celular y eso, a su vez, libera enzimas y proteínas. El organismo nota que hay algo que no está bien y genera una respuesta inmunológica en esa zona. Esto quiere decir que libera sustancias que hacen aumentar el dolor porque sensibilizan las terminaciones nerviosas.

Desde el punto de vista médico no es nada preocupante, ya que es una lesión muy menor. Sin embargo, los especialistas afirman que el músculo es más propenso a sufrir lesiones y por eso recomiendan no continuar entrenando con la misma intensidad.

¿Puedo volver a entrenar?

Antes que nada, lo ideal es hacer un buen precalentamiento antes de entrenar para evitar estas molestias. Además, hay que tener en cuenta que esos dolores se dan con mayor frecuencia con el paso de los años. Otro punto importante es que si no entrenás con regularidad, ocurre más seguido.

Lo ideal es hacer ejercicios que vayan creciendo en intensidad y lo primordial es entrenar con regularidad. Se trata de ir acostumbrando al cuerpo, adaptándolo a exigencias cada vez mayores. No hay nada de qué preocuparse.

En Basset Indumentaria encontrá las prendas que necesitás para un entrenamiento mejor. Tenemos los mejores precios en nuestro store online. Seleccioná tus productos y, si tu compra supera los $2000, el envío es gratuito.